¿SABE CÓMO APARECE EL ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO?

Cuando las células de la piel y sus estructuras, se deterioran, dando como resultado las manchas, arrugas profundas y líneas finas se puede hablar del envejecimiento cutáneo externo, una de las principales preocupaciones y que más cuidados y tratamientos requiere.

El envejecimiento cutáneo se genera por diversos factores tanto internos como externos (endogenos y/o exogenos). El primero, tiene que ver con los procesos naturales, cronológicos y cargas genéticas (raza, estrés oxidativo, ADN, muerte celular). Por ejemplo, el tipo de raza o fototipo de piel influye en que el proceso de envejecimiento sea mas prematuro. Según el asesor de Laboratorios dermatológicos SkinCeuticals y Médico Estético Especialista en AntiEnvejecimiento, Dr. Hamilton Garzón, el foto tipo 1 (piel más clara) es más predisponente al riesgo de envejecimiento acelerado que una piel de foto tipo 5 (piel mas oscura). 

Como segundo factor que puede acelerar el proceso de envejecimiento están los ambientales. “El 90% del envejecimiento visible es causado por factores medio ambientales como la radiación UV (UVA y UVB) y la radiación infrarroja (IRA), entre otros se incluyen la polución, cigarrillo y los cambios de temperatura y ondas emitidas por algunos dispositivos electrónicos, afirma el Dr. Garzón.

Así mismo, existen otros tipos de rayos que afectan a la piel: “los IRA (radiación)  son muy peligrosos, dado que llegan hasta la capa profunda de la piel, dermis, donde nacen las arrugas profundas, las manchas y el cáncer de piel. Sólo el 7% de la luz que recibimos diariamente son rayos UV y el 54% son IRA (radiación)  y el protector solar no nos protege contra estos últimos”, agrega el asesor de Skin Ceuticals.

Estos factores producen cambios visibles en la piel y que hacen parte de la manifestación temprana del envejecimiento. Las manchas, cambios de coloración, arrugas, laxitud, lentigos, pigmentación moteada, queratosis actínica o carcinoma baso celular y escamo celular son algunos de ellos.

A lo anterior se suma la aparición de los radicales libres, moléculas que con una insuficiencia de átomos y enlaces químicos producen efectos en la piel e inciden en el envejecimiento cutáneo y enfermedades vasculares, además de aumentar el riesgo de cáncer de piel.

“El cuerpo humano está compuesto por células y éstas por moléculas. Estas últimas constan de átomos que se unen en enlaces químicos, y alrededor de estos orbitan electrones y protones. Los electrones pueden compartirse con otros para conseguir una máxima estabilidad. Por lo tanto, sí se forman enlaces débiles (donde queda un electrón sin pareja) se forman los radicales libres. Los radicales libres son muy inestables, y están en la búsqueda de un electrón, por lo que le roban un electrón a otra molécula, está molécula quedará inestable y se convierte en radical libre”,  Uno de los procesos mas relevantes en el envejecimiento es la que los radicales libres son moleculas inestables y muy reactivas derivados del oxigeno que han sufrido una alteracion atomica que inicia una reaccion bioquimica produciendo daño a nivel celular y por extencion a otros tejidos de nuestro organismo al ser activados por los agentes agresores. explica el Dr. Garzón. 

En ese sentido, es muy importante usar 3 veces al día (según concepto del especialista) protector solar adecuado para cada tipo de piel y un buen antioxidante que penetre hasta la dermis, potencialice la foto protección natural de la piel y prevenga contra la radiación infrarroja. Este último, se debe usar únicamente en la mañana, ya que durante el día estamos más expuestos a factores externos que incentivan la producción de radicales libres.

En este orden de ideas, también hay diferentes tratamientos para manejar el envejecimiento, el más importante es el preventivo, que sirve para retrasar el proceso y protege la piel de las agresiones de los agentes externos.

El segundo es el apoyo estético, donde están los estimulantes de la síntesis de colágeno, pantallas y agentes de descamación. El tercero está el apoyo médico estético, donde se incluyen los láser, botox, masoterapia, IPL, radiofrecuencia, ácido hialurónico, radiofrecuencia; y último método, es el quirúrgico. Equipos de Alta Tecnologia como Lasers, Radiofrecuencia Pulsada, IPL y medicamentos como la Toxina Botulinica y el Acido Hialuronico;  y según la necesidad del paciente en conjunto con el especialista optar por un tratamiento quirurgico.

“El colágeno y la elastina se producen naturalmente, sin embargo el colágeno decrece 1% en la piel por año, por esto podemos usar distintos productos y tecnologias para incentivar la producción de colágeno y elastina”, agrega el Dr. Garzón.

Por estos riesgos, es fundamental empezar a prevenir con un antioxidante para protegerse de los daños de los radicales libres y un buen protector solar, que actúe contra las agresiones de los rayos UV.

“El uso de un antioxidante es clave para que actúe sobre la dermis, donde se producen las manchas, arrugas y cáncer de piel. Hay pocos productos que actúan en esta capa, dado que es necesario que estén soportados por investigaciones científicas y tengan un efecto acumulativo en la piel, como lo hacen los mejores antioxidantes, que aumentan la foto protección natural de la piel, estimula la síntesis de colágeno y elastina, ayuda a disminuir arrugas, líneas de expresión e hiper pigmentación y neutralizan la acción de los radicales libres”, comenta el asesor de laboratorios SkinCeuticals.  

Hay un tipo de antioxidante tópico para cada tipo de piel, por lo que es trascendental identificar cuáles son las principales necesidades de la piel, ya sea manchas, arrugas, resequedad, grasa e imperfecciones para escoger el antioxidante correcto, puesto que las personas se levantan en la mañana se encuentran expuestos a esos radicales que destruyen las proteínas esenciales de la piel, donde está el colágeno (es el componente más abundante en la piel y es el encargado de dar tersura y firmeza); y la elastina (brinda elasticidad, resistencia y recuperación).

Por ello, los antioxidantes previenen el envejecimiento cutáneo, dado que otorgan un 99% de prevención antes los radicales libres que se activan por la radiación infrarroja (polución, rayos del computador, la luz, el computador, etc). Es así como el 54% de los rayos que recibimos a diario son rayos infrarrojos, el 39% es la luz visible y sólo el 7% son los rayos UV.

En conclusión, no es suficiente prevenir con el protector solar únicamente dado que éste sólo protege contra rayos UV, más no contra las radiaciones infrarrojas. Por lo tanto, todas las personas deberían usar como  rutina de cuidado en la piel un buen antioxidante en la mañana, que prevenga el daño generado por los factores ambientales, incentive la producción de colágeno y elastina, que aumente la foto protección natural de la piel, y que ayude a disminuir las arrugas, líneas de expresión y manchas. Este se debe complementar, con un buen protector solar que proteja contra las agresiones de las radiaciones UV.

Para complementar una rutina adecuada para la piel, el asesor de SkinCeuticals y el Dr. Hamilton Garzón, entrega 5 claves para combatir el envejecimiento a diario:

1.      Usar diariamente un protector solar con factor de protección 50+ contra rayos UVB y UVA.

2.      Uso diario de un antioxidante tópico adecuado según el tipo de piel y que penetre hasta la dermis.

3.      Limpiarse la cara diariamente con una desmaquillante adecuado al tipo de piel, antes de dormir.

4.      Usar un producto tópico que corrija los signos de envejecimiento marcado, donde incluyen manchas, acné, deshidratación, etc.

5.      Realizarse sesiones de protocolos faciales realizados por una profesional cada 15 días o cada mes, donde se incluya una descarga de antioxidantes en la piel y realice una limpieza profunda.

(Fin/cc/...)